Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

HIDRATACIÓN: ¿BEBO POCA AGUA?

 

1. ¿Sabías que una persona que vive en el desierto de Arizona tiene la piel más hidratada que la que reside en Nueva York?
Tras estudiar el cutis de cientos de mujeres en diferentes partes del mundo, los laboratorios Estée Lauder han descurbierto que la piel de las mujeres de Arizona está en mejores condiciones de hidratación que las que viven en climas más húmedos como Nueva York.

La conclusión es la siguiente: no es el clima seco ni las variaciones bruscas de temperatura lo que deshidrata la piel, sino los cambios constantes de niveles de humedad relativa. Las mujeres que viven en ambientes húmedos urbanos como NY van constantemente desde edificios con aire acondicionado o calefacción a la calle; en un mismo día de verano, pueden pasar varias veces de un nivel de humedad del 40% en una oficina a otro de casi 100% en la calle. Y la piel necesitaría aproximadamente dos semana en adaptarse a estos cambios... Resumiendo: Si una persona reside en un entorno húmedo constante la piel estará bien hidratada; si vive en un ambiente seco, pero también constante, la piel sigue hidratada. Lo malo son los cambios.

2. ¿Debemos cambiar de producto durante las distintas épocas del año?
Hay que hidratar la piel todo el año pero efectivamente es necesario variar de cremas. En verano la epidermis necesita algo más ligero y, en invierno, más confort y protección. Igual que ocurre con la ropa: en verano te pones una blusa y, en invierno, un pullover.

3. ¿Es tan importante beber agua?

Un dermatologo me dijo en una ocasión que podía apreciar desde lejos si una mujer estaba bebiendo duficiente agua cada día, exclusivamente por la condición de su piel... En su opinión, el agua es la mejor hidratante que existe; además, ayuda a eliminar las toxinas, las principales enemigas de una tez luminosa.
Según el doctor
Daniel Maes, director de Investigación y Desarrollo de los Laboratorios Estée Lauder, es fundamenteal hidratar la piel por vía interna. Y, si se puede hacer con agua mineral, mejor aún: esta última es un agua estructurada -descubrimiento muy importante en biología en los últimos años- que se organiza en racimos y resulta mucho más eficaz para llegar a todos los rincones del organismo. De todas maneras el agua es agua y el caso es ¡beber!.

4. ¿Cómo saber si mi piel está deshidratada?
Podrás reconocerlo de la siguiente forma: Si al levantar hacia arriba la epidermis de las mejillas con el dedo índice en horizontal se forman unas lineas muy finas, falta hidratación. En cambio, el signo de la sequedad o falta de lípidos, es la descamación.

5. ¿Es todo cuestión de equilibrio?
La hidratación fundamental de la piel es el resultado del equilibrio entre el fenómeno de difusión de agua, que regula los movimientos hídricos en la piel, y los mecanismos de retención y protección contra la pérdida insensible de agua por parte de la barrera epidérmica. La piel posee un factor natural de hidratación (NMF) cuya función principal es mantener la humectación frente al diferente grado de humedad exterior. A su vez está recubierta por una capa hidrolipídica denominada manto ácido (constituida por la secrección de lípidos de las glándulas sebáceas y la secreción sudoral), cuya función es evitar la evaporación y mantener constante la pérdida de agua, así como proporcionar protección frente a agresiones químicas y microorganismos.

6. ¿Qué hacer si el agua no te gusta?

Procura tomar muchas infusiones y tisanas que, además de hidratar la piel por dentro, reconfortan, relajan, entonan... Asimismo la maquilladora Bobbi Brown aconseja añadir a la botella de agua zumo de limón y un poco de sacarina o azúcar para darle sabor. Otra posibilidad es comer alimentos muy hidratantes como son las verduras y las frutas que contienen un 70 y 90 por ciento de agua y pocas calorías, además de muchas vitaminas y minerales. Los zumos también son refrescantes y muy hidratantes.

 

VER MÁS SOBRE CREMAS HIDRATANTES >>

 
Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar