Belleza
  Maquillaje
  Cabello
  Piel & Cuerpo
  Moda
  Fragancias
  Estilo
  Hogar
  Cocina
  Recetas
  Decoración
  Seguridad
  Plantas & Mascotas
  Manualidades
  Ser Madre & Familia
  Mamá
  Hijos
  Familia
  Pareja & Sexo
  Pareja
  Sexo & Afrodisíacos
  Salud
  Cuerpo
  Estética
  Embarazo
  Ginecología
  Pediatría
  Psicología
  Místico & Esencial
  Astrología
  Horóscopos
  Meditación
  Tarot
  Feng Shui
  Terapias Alternativas
  Dietas & Nutrición
  Dietas
  Gym & Fitness
  Yoga
  Ocio & Entretenimiento
  Humor
  Tests
  Revistas
  Amor
  Viajes & Turismo
  Trabajo & Formación
  Consejos Empleo
  Ayuda Legal
  Mujer Emprendedora
  Economía Familiar
  Ciencia / Natura
  Novias & Bodas

¿QUÉ ME PONGO PARA UNA COMIDA DE TRABAJO?

 

Funcional y atractiva

Horror!, me ha llegado un e-mail en el que me comunican que el director para Europa viene de París a una comida a la que tengo que asistir. Me entra el pánico de qué ponerme porque sé que es más que exigente con la imagen en el trabajo. Se trata de no fallar, así que repasemos los tonos.

EL COLOR ADECUADO

Está la posibilidad elegir el brillante rojo, pero puede parecer algo vulgar. Los políticamente correctos azul y gris son muy funcionariales, y el neutro beige quizá aparezca como demasiado anodino.

El negro es un no-tono que se identifica con la solvencia y la sobriedad, luego éste puede ser el nuestro; aunque, ¿por qué no optar por algo decididamente moderno?, por ejemplo a lo Sarah Jessica Parker en Nueva York, eso sí, pero sin sexo. Ella se pirria por Prada, Blahnik y Vuitton, aunque nosotras no tenemos ni presupuesto ni estilista.

Pero, eso sí, podemos acceder a sus interpretaciones asequibles. Para este estilo, la pieza fetiche es una falta de tablas anchas en algodón gordo con paisaje serigrafiado y una chaquetita de punto con cinturón fino en el talle y un par de broches de strass en el hombro.

También nos iría fenomenal un vestido camisero bien cortado, a la rodilla, severo pero sexy, en tono rosado antiguo, y una chaqueta corta de tweed, muy años 40.

Si nos encontramos más seguras con el indesctructible negro, un sastre de chaqueta escueta -mejor si lleva algo de lycra porque aguantará sin una arruga-, al que se puede quitar rigidez con una blusita de corte lencero en muselina con encaje o una camiseta blanca, como las clásicas de Calvin Klein.

En cuanto al calzado, para las primeras semanas de otoño, elige sandalias o zapatos de talón al aire de piel grabada en pitón, por supuesto de tacón medio-alto. Huye de los mocasines planos (a menos que fueran unos 'gomini' de Tod's) y de los 'mules', que no se suelen controlar y para los que ya pasó su momento.

 
  • Camiseta con traje.

    Como alternativa a la blusa lencera, siempre vale la opción de una camiseta blanca de calidad, como las clásicas de Calvin Klein.
     
  • Pelo recogido

    Otro tema importantísimo: el pelo. Podemos aparecer con una melena hidratada y brillante, pero no debemos tocarla continuamente. Si no estamos seguras de poder controlar el tic, mejor recogerlo en una estilizada coleta. Si tienes el pelo corto, definirlo bien con una cera o darle efecto mojado.
     
  • Maquillaje, discreto.

    Una piel perfectamente maquillada con las cejas y las pestañas cepilladas; unos labios coloreados con un brillo tipo gloss en tono melocotón y unos toques de polvos de sol en el cutis, -además de todo el talento que poseamos-, quizá nos acerquen más a un ascenso.
     
  • Zapatos altos

    Todavía en otoño, si no llueve, se puede elegir unos con talón al aire. Hay que huir de los mocasines planos, salvo los de Tod's.

    (*)Visita la página web de Arturo Elena: www.arturoelena.com
  •  

    VER MÁS SOBRE MODA >>

     
    Weight Loss Programs | Experts | Quienes somos | Politica de privacidad | Affiliados | Site Map | Ayuda | Contacto |

    Derechos reservados 2017, ConsejosParaMujeres.com.ar - Permitido su uso citando la fuente y link a www.consejosparamujeres.com.ar